Violencia contra los Moros bajo el disfraz de “antiterrorismo”

,

Incluso en medio de la pandemia, el régimen de Duterte sigue desatando ataques violentos contra las comunidades Moros bajo el pretexto de la “guerra contra el terror.” Desde diciembre de 2020, miles de familias han sido evacuadas debido a los ataques perpetrados por las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) en sus comunidades, supuestamente para perseguir a las “fuerzas restantes” de los Bangsamoro (BIFF), Abu Sayyaf y pequeños grupos de bandidos vinculados por el régimen y Estados Unidos al “ISIS”. Al menos seis menores y una mujer embarazada murieron en estas operaciones.

La­nao del Sur. Tres niños fueron asesinados y una mujer embarazada resultó herida en un ataque llevado a cabo por el 5º IB en la Extensión del Frente Islámico Moro de Liberación en Amai Manabilang el 20 de febrero. Los soldados también bombardearon y ametrallaron la comunidad durante 15 minutos.

El 4 de febrero, el 55º IB bom­bardeó comunidades en Alonga­nan y Buayan, Datu Piang, tras supues­tamente “avistar” elementos del BIFF y de Dawlah Islamiyah en la zona.

Ba­si­lan. El 29 de enero, más de 40 familias fueron evacuadas de su comunidad en Barangay Bohebaca, Tipo-tipo, tras ser atacadas por las tropas de las AFP. Un civil murió y otro resultó herido.

En Barangay Seronggonon, unas 200 familias fueron evacuadas el pasado 12 de enero después de que su comunidad fuera atacada por la Fuerza de Tarea Conjunta de Basilan.

Ma­gu­in­da­nao. Dos niños resultaron gravemente heridos cuando la 57ª IB bombardeó comunidades en Sambulawan, Datu Salibo, el 13 de diciembre de 2020. Una de las víctimas murió el pasado 14 de febrero.

El 57º IB y el 2º Batallón Mecanizado también bombardearon y ametrallaron Barangay Pusaw en Shariff Saydona Mustapha el 15 de diciembre de 2020. Rabea Damada Lakim, que entonces estaba emba­ra­zada de 7 meses, fue asesinada durante el ataque.

El bombardeo provocó la evac­uación de unas 1.500 familias.

El 30 de enero, más de 600 familias fueron evacuadas de Tapatan, Barangay Kitango, Datu Saudi Ampatuan después de un encuentro entre las AFP y las BIFF en la zona.

Su­lu. En Patikul y Jolo, al menos 12 mujeres moro fueron detenidas en dos redadas realizadas el 10 de octubre de 2020 y el 19 de febrero con el pretexto de que eran “potenciales terroristas suicidas”. Varias de las mujeres detenidas estaban amamantando a sus bebés. Los militares las identificaron como esposas e hijos de líderes de Abu Sayyaf.

Violencia contra los Moros bajo el disfraz de "antiterrorismo"